Las 5 cosas que más odia Aries


¿Qué es aquello que el signo del carnero detesta más? El trabajólico líder, de espíritu indomable y siempre a prueba, no tolera todo lo que refleje incapacidad o descuido. Siempre zagas y responsable, este rey de sí mismo no permite que otros se olviden de sus obligaciones y que se resignen a una zona de confort. Tampoco le gustan las situaciones que reflejem apatía o descuido, pues para él la vida es un reto que se ofrece una sola vez. 

1. Personas que no devuelven las llamadas 
Como el ser organizado y exigente que es, el Aries valora en mucho su tiempo y sus prioridades, y sencillamente no tolera que otra persona no valore esos dos aspectos. O que, mucho peor, sea desatenta y despectiva con aquello que el Aries considera urgente. Un aspecto que toma especial relevancia cuando se trata de llamadas, emails o mensajes que no tienen respuesta. 

Este es un tema muy sensible para los Aries, pues toda atención que no es devuelta tiene diversos significados. El primero es que esa persona que no responde es distraída, incapaz o grosera. El segundo es que no da importancia a un asunto al que Aries ha dedicado atención. 

¿Quién va a devolver ese tiempo perdido a Aries? 

2. Animales enjaulados 
Por su naturaleza animal (libre, desmedida, errante y aventurera) lo nativos de este signo se sienten muy identificados con otras especies, pero no con curiosidad o superioridad de turista, si no con auténtica compasión. Viven con intensidad lo que sienten los animales: su alegría, su temor, su dolor…

Por ello no soportan la crueldad infringida a cualquier animal, por la razón que sea. Sea en espectáculos turísticos, laboratorios o zoológicos, si estuviera en su poder, liberarían a todos los animales injustamente encarcelados y torturados. 

3. Las discusiones que no van al punto
Obsesionado con la pérdida de tiempo, el Aries puede ser muy intolerante en todos los aspectos, pero hay uno de las relaciones humanas que lo lleva a la absoluta frustración: las discusiones interminables. Prefieren lo que se dice una vez, claro, y con pocas palabras. 

4. Perder transportes
La puntualidad es un tema delicado para los Aries. Parte esencial de un protocolo inflexible, que más vale respetar. Y cuando se trata de aviones, trenes o autobuses, ¡mejor que salgan en horario! Y si viajas con un Aries, ten el equipaje listo, y no te arriesgues a perder el transporte, o conocerás la verdadera furia del infierno. 

5. La ropa muy casual
Aunque es un amante de la aventura y de los riesgos, los nativos de Aries no dejan de lado la pulcritud y la elegancia. Algo que viene muy bien saber cuando se trata de regalarles alguna prenda.