Las 5 cosas que más odia Géminis


Los que nacieron bajo el signo del gemelo tienen claras muchas cosas acerca de sí mismos: que so vastos y complejo, que albergan de manera muy cómoda a las más terribles contradicciones, que son multifacéticos y ubicuos… Y por ello mismos sus odios son diversos y en no poca ocasiones sencillamente incomprensibles. 

1. No ser el centro de atención 
Los gemelos tienen como símbolo a Jano, el de las dos caras, que ríe y llora al mismo tiempo. Y que también el símbolo universal del teatro. No podía ser más apropiado: a los Géminis les gusta el escenario, y estar bajo la luz de los reflectores, pues consideran que son dignos de una mirada y de un aplauso, en todos los aspectos de la vida. 

¿Qué alguien deja de prestarle atención, de hacerlo centro de su mundo? Tragedia y decepción. Nunca te mirarán de la misma manera. Así que si te enamoras de un nativo del signo de los gemelos más vale que tengas hambre de espectáculo, y que no cierres ni ojos ni oídos. 

2. Aparatos descompuestos 
Los Géminis con manitas por necesidad más que por vocación, y eso se traduce en más de un desastre en no pocas ocasiones, pues son intolerantes con todo lo que no funciona como ellos quisieran… Y como creen eso de que “si quieres un trabajo bien hecho, hazlo tu mismo”, pues jamás llaman al servicio de reparación, y se ponen manos a la obra, con más buena voluntad que tino. El resultado: odian que las cosas se descompongan, pues los ponen en un predicamento del que nunca salen airosos. 

3. La lentitud
Nada mata más efectivamente a un Géminis que un atasco de tráfico o ir detrás de una persona que camina lentamente… Los atareados gemelos no toleran que otros les sometan a un ritmo en el que (creen) se pierde el tiempo y la productividad. Rebasan, dejan atrás, aprietan el acelerador o gritan de impotencia cuando el mundo no sabe ir a su compás. 

4. Los pesimistas
Para los Géminis las actitudes derrotistas son un veneno para empresas y proyectos. Se alejan de toda persona que manifieste que una apuesta tiene las posibilidades en contra, y dejan atrás a quien no quiere escalar la montaña porque la caída es segura. No hay vida sin riesgo, cree Géminis. Y tiene razón. 

5. Las adicciones
Géminis cuida de su cuerpo a fondo, y suele concebir todo padecimiento como una muestra de debilidad. Para él es imperdonable que el exceso destruya ese templo de cada uno: se trate de exceso de comida, bebida, cigarro, drogas.. Mejor ni plantearle la cuestión en una charla informal.